Home / Artículos / Tarifas eléctricas 2014







El Ministerio de Industria implantó en abril de 2014, una reforma del sistema de electricidad donde se dejaba de establecer el precio eléctrico a través de las subastas debido a las irregularidades detectadas en enero de ese mismo año y desde ese momento se establecería el coste a través del mercado mayorista (pool).

 

La modificación en el mercado de luz supuso un cambio, no solo para las comercializadoras que tuvieron que adaptarse a nuevos modelos de facturación, sino también para los consumidores que tuvieron que acostumbrarse a las nuevas tarifas de electricidad:

 

  • El Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC).
  • La tarifa fija anual.
  • La tarifa eléctrica de mercado libre.

  •  

 

Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC)

El Precio Voluntario al Pequeño Consumidor es la tarifa regulada por el Gobierno, que está pensada para los consumidores con menos de 10 kilovatios (kW) de potencia eléctrica contratada y anteriormente se conocía como Tarifa de Último Recurso (TUR).

 

El precio de la tarifa PVPC se ha visto modificado tras la implantación de la reforma eléctrica, dado que el usuario puede tener una modalidad diferente dependiendo del contador de electricidad y el coste del suministro se establece de la siguiente manera:

 

  • El cliente con un contador digital tiene un precio por cada hora del día y Red Eléctrica de España se encarga de publicarlo en su página.
  • El cliente con un contador analógico dispone de un precio medio ponderado y el coste de la luz se desconoce hasta que llega la factura eléctrica.

 

Esta diferenciación en la fijación se debe a que no todo el mundo dispone de un contador digital instalado en la vivienda. Las distribuidoras se están encargando de realizar el cambio y tienen como fecha límite el 31 de diciembre de 2018 para finalizarlo.

 

Tarifa fija anual de electricidad

La tarifa fija anual establece un precio estable para todo el año, donde el consumidor pacta un coste con la comercializadora y de esta manera no está sujeto a las variaciones del mercado de electricidad. Sin embargo, la contratación de esta oferta implica suscribir una serie de condiciones, que pueden no ser ventajosas para el cliente:

 

  • Permanencia con la compañía eléctrica.
  • El precio de la luz es un 30% más elevado que en el resto de ofertas del mercado.
  • Si se rescinde el contrato antes de tiempo se aplica una penalización al usuario.
    • Se debe abonar una penalización del 5% de la energía que no se haya consumido.

 

Las comercializadoras ofrecen este tipo de tarifas a los consumidores, dado que se puede contratar tanto con contador digital como analógico, y por lo tanto no hace distinción entre un cliente u otro.

 

Tarifa eléctrica de mercado libre

El consumidor también puede acogerse a una oferta de mercado libre, donde el precio está fijado para un periodo de tiempo concreto y la comercializadora se encarga de aplicar descuentos para abaratar el recibo de la luz. La rebaja puede incorporarse en cualquiera de estos conceptos:

 

  • En el término de potencia permitiendo ahorrar en la parte fija de la factura.
  • En el término de consumo para aquellos usuarios que realicen un gasto muy elevado.

 

Esta tarifa de mercado libre es recomendable para un cliente que no quiera tener un precio a cada hora del día, donde pueda tener la estabilidad de un precio fijo durante un periodo de tiempo y sin que sea tan elevado como el de las tarifas fijas anuales.

 

¿Qué tarifa de luz contratar?

Con las propuestas establecidas en el mercado de electricidad, el cliente tiene que elegir cualquiera de estas tarifas y ver cuál de ellas cubre mejor las necesidades del abastecimiento que tiene contratado. Una forma recomendable de decidir es a través de un comparador de luz, que elabora una lista con todas las opciones y se trata de una gestión completamente gratuita.

 


Expresa tu opinión sobre el artículo "Tarifas eléctricas 2014" con un voto: