Home / Artículos / Reducir la potencia eléctrica de la vivienda







La reducción de potencia eléctrica es un trámite sencillo, que se puede realizar con cualquier comercializadora del mercado energético y el consumidor puede solicitarlo por vía telefónica, aproximándose a la oficina más cercana o cumplimentando todos los formularios a través de Internet.

El usuario efectúa esta gestión cuando tiene contratado un término de potencia muy elevado, dado que nunca ha saltado el Interruptor de Control de Potencia (ICP) cortando el suministro eléctrico y por lo tanto se está pagando por una potencia contratada que no se necesita realmente.

 

¿Puedo ahorrar con la reducción de potencia?

Uno de los aspectos que más preocupa a los clientes es el ahorro en la factura de la luz, puesto que el término de potencia implica un coste fijo durante todos los meses, incluso cuando no se está realizando ningún tipo de consumo en la vivienda.

 

Este importe a abonar puede reducirse al cambiar la potencia eléctrica, dado que al disminuir este término se contratan menos kilovatios (kW) con la compañía y por lo tanto el coste es menor. En la siguiente tabla se muestra el ahorro de electricidad para el consumidor en dos meses:

 


 

Potencias eléctricas 3,45 kW 4,6 kW 5,75 kW 6,9 kW 8,05 kW 9,2 kW
3,45 kW
4,6 kW 7,9419€
5,75 kW 15,8838€ 7,9419€
6,9 kW 23,8257€ 15,8838€ 7,9419€
8,05 kW 31,7676€ 23,8257€ 15,8838€ 7,9419€
9,2 kW 39,7095€ 31,7676€ 23,8257€ 15,8838€ 7,9419€

 

El ahorro en la factura de la luz depende de la cantidad de potencia eléctrica que se disminuya y también de los meses que se facturen en el recibo.

 

¿Qué necesito para cambiar la potencia contratada?

Solo se puede realizar un cambio de potencia contratada al año, algo que obliga al cliente a decidir muy bien qué término necesita para evitar problemas y para ello puede recurrir a un electricista o a una calculadora de potencia.

La reducción de potencia eléctrica se puede efectuar de forma rápida, solo se tiene que contactar con la comercializadora escogida y facilitar la siguiente documentación al operador que le atienda:

 

  • Datos del titular del contrato.
  • Dirección del domicilio.
  • Cuenta bancaria.
  • Potencia eléctrica actual y nueva.
  • Código Universal del Punto de Suministro (CUPS) que aparece siempre en una factura de luz anterior.

 

¿Tiene algún coste la disminución de la potencia?

La disminución de potencia contratada tiene un coste para todos los clientes, independientemente de la comercializadora que tenga contratada y es un coste que cobra la distribuidora de su zona a través de la primera factura de energía.

De hecho, el cliente no tiene que entregar ningún importe al técnico autorizado que se acerca al inmueble para modificar el ICP y el precio por la reducción de potencia viene determinado por el siguiente concepto:

  • Derecho de enganche que son 9,04€ + IVA.

Existen otros trámites que son gratuitos como el cambio de titularidad en un contrato de luz, el cambio de compañía eléctrica o incluso la modificación de la tarifa para buscar un ahorro, y estas gestiones se pueden tramitar conjuntamente con la reducción de potencia.

 

¿Cuándo se hace efectivo el cambio de potencia eléctrica?

El cambio de potencia eléctrica tiene un plazo estimado de 15 a 20 días hábiles donde se modifica el ICP del cliente. Es posible que llegue una factura con la anterior potencia, debido principalmente al periodo de facturación que se encontraba activo y tras abrirse el siguiente se incorporan todos los cambios.


Expresa tu opinión sobre el artículo "Reducir la potencia eléctrica de la vivienda" con un voto: